Volver al trabajo tras la baja por maternidad

Uno de los mayores retos a los que se enfrentan las madres primerizas es la vuelta al trabajo tras la baja por maternidad. Puede tratarse de una experiencia muy emocional, en la que las madres se preguntan cómo podrán equilibrar las exigencias de su carrera profesional con su deseo de pasar el tiempo suficiente con sus bebés.
El trabajo y el bebé

La parte buena es que, con un poco de planificación y preparación, podrás volver al trabajo sin problemas. Aquí encontrarás algunas de las preocupaciones más habituales en las madres trabajadoras lactantes y, lo que es más importante, algunos consejos para enfrentarte a estos obstáculos.

Compaginar el trabajo con el bebé

Encargarte de tu bebé ya te ocupa las 24 horas del día. Si a la labor de criar a tu hijo le añades un horario de trabajo intenso, puede que la situación te supere. No existe el equilibrio perfecto entre trabajo, familia y otros compromisos. Y recuerda que también tienes que cuidar de ti: si estás cansada y estresada, no podrás hacer bien nada de todo esto.

Lo bueno es que tu vida, antes o después, volverá a un estado más equilibrado. Mientras tanto, lo mejor es que disfrutes del viaje todo lo posible.

Encontrar una guardería

Encontrar una guardería

En un mundo ideal, podrías llevarte al bebé a la guardería de tu trabajo o dejarlo con una canguro o una niñera de confianza en tu casa. O bien, tu pareja se quedaría a cargo del bebé. Pero cuando esto no es posible, hay muchas otras opciones.

Al elegir una guardería, asegúrate de que tenga todas las autorizaciones pertinentes y un ambiente seguro y limpio. Revisa las referencias sobre sus empleados, pide opiniones a otros padres y haz todo lo que esté en tu mano para asegurarte de que tu hijo vaya a estar protegido.

Si le estás dando el pecho, también debes asegurarte de que la guardería esté preparada para darle al bebé tu leche materna, con un sistema de alimentación como Calma, que permite al bebé mantener la misma manera de succionar que emplea cuando toma el pecho.

Lactancia y extracción en el trabajo

A algunas mujeres les preocupa si podrán seguir dándole el pecho a su bebé tras la vuelta al trabajo y se plantean cuestiones como:

  • ¿Podré extraer suficiente leche?
  • ¿Encontraré en mi empresa algún lugar adecuado para extraer leche?
  • ¿Lo entenderán mis compañeros?

Son preocupaciones totalmente válidas, pero en la mayoría de los casos, todo irá bien. Que no te dé reparo preguntar qué puede ofrecerte la empresa ni proponer ideas constructivas.

Una nueva manera de trabajar

La adaptación a una nueva manera de trabajar

Puede ser difícil mantener el mismo calendario de viajes o trabajar las mismas horas que antes. Puedes pedirle a tu jefe que te deje trabajar en un horario laboral un poco diferente; esa decisión puede ser beneficiosa tanto para la empresa como para ti. Si trabajas a tiempo completo, ¿podrías comprimir tus horas de trabajo en cuatro jornadas de 10 horas o trabajar desde casa un día a la semana? ¿Y si les propones un horario a tiempo parcial o repartirte el trabajo con otra persona?

La clave es tener un plan antes de volver al trabajo y exponer tus ideas destacando cómo todo esto beneficiaría a la empresa.

Mantener la seguridad y la confianza en ti misma

Muchas madres trabajadoras logran carreras profesionales muy sólidas antes de tener un bebé. Si empiezas a sentirte cansada o agobiada, recuerda que no estás sola en esta situación. Habla con tu consultora de lactancia o con un grupo de apoyo de madres trabajadoras; si no lo encuentras, puedes empezar uno tú. Pero no dejes que las emociones negativas sean un obstáculo en tu vida personal o profesional.

Influencia en la relación con tu marido o tu pareja

La vuelta al trabajo como madre lactante abre un abanico de posibles preocupaciones relacionadas con la pareja. Puede que os angustie el dinero o que tu pareja no tenga clara su función. Procura animarlo a que sea sincero y exprese sus sentimientos. Tener niños puede fortalecer vuestra relación, pero debéis seguir apoyándoos el uno al otro, sacar tiempo para estar juntos e interpretar las intenciones del otro de la mejor manera posible.

Las madres trabajadoras quieren ser independientes, fuertes y autosuficientes. Si te sientes sensible, recuerda que te encuentras en una etapa muy especial de tu vida. No dudes en pedir ayuda. Intenta aprovechar la maternidad como una oportunidad de crear un círculo de amigos más amplio para tu familia y tú.

 

Productos útiles
Productos útiles
Más información
Más información

Cómo elegir un extractor de leche

Leer más

Extracción de leche y lactancia en el trabajo

Leer más