Obtención de un volumen adecuado: resultados de una iniciación eficaz

La obtención de un volumen adecuado es un indicador de la eficacia de las intervenciones para favorecer una iniciación eficaz. La obtención de un volumen adecuado, que se define como obtener ≥500 ml al día en los 14 días posteriores al parto, es el elemento de predicción más sólido de la alimentación con leche de la propia madre (LPM) en el momento del alta de la UCIN. Cuando las madres de la UCIN reciben apoyo para iniciar la lactancia de forma eficaz, pueden alcanzar sus objetivos de lactancia.

Graph showing critical window to build milk supply

¿Qué es la obtención de un volumen adecuado?

La obtención de un volumen adecuado (OVA) hace referencia a la fase de lactancia entre la activación secretora (la «bajada» de la leche) y el establecimiento de un volumen de leche diario mínimo de alrededor de 500 ml que suele producirse entre los 4 y 7 días posteriores al parto en madres lactantes y bebés sanos.1 

La obtención de un volumen adecuado se define como alcanzar un umbral de ≥500 ml de volumen de leche diario total antes del día 14 posterior al parto.2-4

¿Por qué es importante la obtención de un volumen adecuado?

Se ha demostrado que la OVA en los 14 días posteriores al parto es el elemento de predicción más potente de que el lactante reciba tomas con leche de su propia madre (LPM) al recibir el alta de la UCIN.2 Es probable que las madres que producen menos de 500 ml en el día 14 tengan una producción de leche a largo plazo inferior a la adecuada.2

Cuando se ofrecen las mejores prácticas basadas en evidencias, como una extracción temprana y frecuente5, la OVA puede servir como indicador de calidad para mejorar las tomas de LPM en la UCIN.2

Las prácticas basadas en evidencias para realizar un seguimiento de la OVA permiten a las madres de la UCIN (que dependen del uso de un extractor) conseguir volúmenes de leche similares a los de las madres que dan el pecho exclusivamente.3,5,6

La OVA es la fase asociada al mayor riesgo de lactancia deficiente y de un destete prematuro y no planificado en poblaciones sanas. Las madres que dependen parcial o exclusivamente del extractor corren un riesgo importante durante esta ventana crítica.3,7

Una vez que las madres han alcanzado el volumen adecuado, el control de la lactancia pasa de ser endocrino a autocrino (o local). La síntesis de la leche se controlará en el pecho y la extracción de leche es el principal mecanismo de control del suministro.6,8

La OVA es un acontecimiento que se produce solo una vez durante el periodo de lactancia de la madre.3,9 A medida que pasa el tiempo, resulta más difícil aumentar significativamente el suministro de leche cuando las intervenciones deficientes indican un retraso en la activación secretora y unos volúmenes de leche <500 ml durante este periodo crítico de 14 días.4

Cómo optimizar la obtención de un volumen adecuado

  • Informe e instruya a las madres para que inicien la extracción de forma temprana, para que extraigan leche con frecuencia, con extractores dobles y para que utilicen unos embudos con un ajuste correcto.5, 9-12
  • Proporcione a las madres extractores de leche con el programa INITIATE hasta que se logre la activación secretora. A continuación, cambie al programa MAINTAIN para vaciar los pechos de forma eficaz y favorecer el aumento del volumen de leche.4,6

  • Instruya a las madres para que realicen un seguimiento de la frecuencia y el volumen de las extracciones durante el periodo crítico de 14 días completando los registros de extracción.5

  • Informe a las madres sobre los objetivos mínimos de OVA para que puedan buscar apoyo temprano.4

  • Proporcione formación periódica al personal acerca de las mejores prácticas de lactancia para permitir la OVA.

  • Forme al personal e informar a las madres de que OVA y la creación de un suministro de leche pueden implicar volúmenes de leche superiores a los requisitos actuales del lactante.13

  • Asegúrese de que los registros de extracción se revisen diariamente.5,10,13

Integre una asistencia especializada para la lactancia cuando las madres no alcancen ≥500 ml antes que transcurran los 14 días posteriores al parto

Cómo monitorizar la obtención de un volumen adecuado

  • Siga el porcentaje de madres que experimentan su «bajada» de la leche durante las 72 horas posteriores al parto.
  • Identifique a las madres con un retraso ( >72 horas ) en la «bajada» de la leche.

  • Recopile datos sobre la extracción frecuente con una herramienta de recopilación de datos

  • Revise los registros de extracción y recopile los volúmenes diarios de leche (ml/día)

  • Realice auditorías mensuales de los datos para medir el volumen medio diario de leche durante los 14 primeros días tras el parto

  • Identifique las prácticas hospitalarias en las que las madres no puedan lograr una extracción temprana y frecuente

  • Identifique los factores que contribuyen a ello, como la disponibilidad de dispositivos de extracción doble, embudos del tamaño correcto, extractores de uso doméstico, el tiempo que reduce la frecuencia y la eficiencia de las extracciones.

  • Comunique los hallazgos y recomendaciones periódicamente a todos los departamentos para mejorar y mantener las mejores prácticas

Bibliografía

1 Chen, D.C. et al. Stress during labor and delivery and early lactation performance. Am J Clin Nutr. 1998; 68(2):335–344.

2 Hoban, R. et al. Milk volume at 2 weeks predicts mother's own milk feeding at Neonatal Intensive Care Unit discharge for Very Low Birthweight infants. Breastfeed Med. 2018; 13(2):135–141.

3 Meier, P.P. et al. Which breast pump for which mother: An evidence-based approach to individualizing breast pump technology. J Perinatol. 2016; 36(7):493–499.

4 Meier, P.P. et al. Evidence-based methods that promote human milk feeding of preterm infants: An expert review. Clin Perinatol. 2017; 44(1):1–22.

5 Spatz, D.L. et al. Pump early, pump often: A continuous quality improvement project. J Perinat Educ. 2015; 24(3):160–170.

6 Meier, P.P. et al. Breast pump suction patterns that mimic the human infant during breastfeeding: greater milk output in less time spent pumping for breast pump-dependent mothers with premature infants. J Perinatol. 2012; 32(2):103–110.

7 Spatz, D.L. Getting it right – the critical window to effectively establish lactation. Infant. 2020; 16(2):58–60.

8 Daly, S.E. et al. Frequency and degree of milk removal and the short-term control of human milk synthesis. Exp. Physiol. 1996; 81(5):861–875.

9 Meier, P.P. et al. Human milk in the neonatal intensive care unit. In: Family Larsson-Rosenquist Foundation, editor. Breastfeeding and breast milk - From biochemistry to impact: A multidisciplinary introduction. 1.ª ed. Stuttgart: Thieme; 2018.

10 UNICEF, OMS. Protecting, promoting and supporting breastfeeding: The baby-friendly hospital initiative for small, sick and preterm newborns. Ginebra, Nueva York: OMS; UNICEF; 2020. 42 p.

11 Prime, D.K. et al. Simultaneous breast expression in breastfeeding women is more efficacious than sequential breast expression. Breastfeed Med. 2012; 7(6):442–447.

12 Sakalidis, V.S. et al. Breast shield design impacts milk removal dynamics during pumping: A randomised controlled non-inferiority trial. Acta Obstet Gynecol Scand. 2020; 99(11):1561-1567.

13 Spatz, D.L. Innovations in the provision of human milk and breastfeeding for infants requiring intensive care. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs. 2012; 41(1):138–143.