Dosis de leche de la propia madre (LPM): resultados de iniciación eficaces

Una dosis alta y una exposición prolongada a la LPM son intervenciones de bajo coste que permiten reducir la incidencia de comorbilidades crónicas como la ECN, la septicemia neonatal tardía y la DBP en los bebés vulnerables de la UCIN. Esto se puede lograr mediante intervenciones basadas en evidencias que respaldan una iniciación eficaz.

A newborn baby is fed own mothers milk with the help of a feeding tool.

¿Qué es la dosis de LPM?

La dosis de LPM hace referencia al porcentaje ( % ) o cantidad ( ml/kg/día ) de tomas orales que están compuestas por leche de la propia madre (LPM ) .1

Para los bebés nacidos de forma prematura, la dosis (ml/kg/día) debe calcularse para periodos específicos:

  • Cada día de hospitalización

  • Periodos críticos de: Primeros 0-14 días, días 0-28 después del parto1

En la UCIN, la dosis de LPM es una medida de calidad más precisa para el uso de la leche materna que las tasas de lactancia en el momento del alta.1

¿Por qué es importante la dosis de LPM?

La leche de la propia madre (LPM) es una intervención médica en la UCIN que ofrece beneficios superiores a la leche materna de donante (LMD) pasteurizada y la leche de fórmula de origen bovino.2,3

Existe una relación de dosis-respuesta entre la cantidad de LPM recibida por los bebés prematuros y el riesgo de morbilidades clínicas.4

Las altas dosis de tomas de LPM son intervenciones de bajo coste que reducen el riesgo de enterocolitis necrosante (ECN),5-8 sepsis neonatal tardía,9,10 displasia broncopulmonar (DBP),11 retinopatía de la prematuridad (ROP)12,13 y hospitalización prolongada.13,14

Cómo optimizar la dosis de LPM

 

  • Asegúrese de que las tablas/registros de alimentación de los bebés de la UCIN definan la composición y el volumen de cada toma con LPM, LMD y leche de fórmula 
  • Documente el volumen diario de LPM / LMD / leche de fórmula y el método de administración (p. ej., enteral) durante los 28 primeros días de la vida del bebé 

  • Conciencie periódicamente al personal acerca del valor de optimizar la dosis y la exposición a la LPM para los recién nacidos en la UCIN y el impacto significativo que esto tiene en la reducción de las comorbilidades neonatales. Para obtener más información, vea el vídeo «Healthy Brain, Healthy Body, Wealthy Society» de la profesora Paula Meier.

  • Proporcione al personal formación acerca del valor y el uso de la leche materna de donante como puente para evitar la leche de fórmula bovina, mientras que se ofrece apoyo a la lactancia para una iniciación eficaz a las madres de recién nacidos en la UCIN.

  • Mantenga charlas con los padres acerca de la importancia de la dosis de LPM para su bebé de modo que las madres de la UCIN estén informadas y capacitadas para extraer leche de forma temprana y frecuente

Cómo controlar la dosis de LPM

Recopile y revise los datos de alimentación del bebé a partir de los registros electrónicos o las tablas de alimentación durante los 28 primeros días tras el parto: 

  • volumen total por día y proporción de LPM / LMD / leche de fórmula.

  • Incluya datos de las tomas al pecho y utilice el pesaje de prueba antes y después de la toma para registrar el volumen exacto de la transferencia de LPM.

Cargue los registros de alimentación del bebé en la herramienta de recopilación de datos para medir

  • el porcentaje de tomas diarias con LPM / LMD / leche de fórmula 

  • el porcentaje de recién nacidos en la UCIN que reciben un 100% de leche materna (LPM/LMD) 

Integre reuniones mensuales de seguimiento y evaluación para revisar los datos, identificar áreas de cumplimiento y puntos temporales específicos de áreas de mejora con el fin de aumentar el volumen y la dosis de alimentación diaria de LPM para los bebés.

Comparta sus hallazgos con el servicio de maternidad y la sala de partos para adoptar el comportamiento y el cambio de práctica con el fin de favorecer una iniciación eficaz de la lactancia y la obtención de un volumen adecuado.

Bibliografía

1 Bigger, H.R. et al. Quality indicators for human milk use in very low-birthweight infants: are we measuring what we should be measuring? J Perinatol. 2014; 34(4):287–291.

2 Meier, P.P. et al. Evidence-based methods that promote human milk feeding of preterm infants: An expert review. Clin Perinatol. 2017; 44(1):1–22.

3 Meier, P. et al. Donor human milk update: evidence, mechanisms, and priorities for research and practice. J Pediatr. 2017; 180:15–21.

4 Meier, P.P. et al. Human milk in the neonatal intensive care unit. In: Family Larsson-Rosenquist Foundation, editor. Breastfeeding and breast milk - From biochemistry to impact: A multidisciplinary introduction. 1.ª ed. Stuttgart: Thieme; 2018.

5 Sisk, P.M. et al. Early human milk feeding is associated with a lower risk of necrotizing enterocolitis in very low birth weight infants. J Perinatol. 2007; 27(7):428–433.

6 Johnson, T.J. et al. Cost savings of human milk as a strategy to reduce the incidence of necrotizing enterocolitis in very low birth weight infants. Neonatology. 2015; 107(4):271–276.

7 Sullivan, S. et al. An exclusively human milk-based diet is associated with a lower rate of necrotizing enterocolitis than a diet of human milk and bovine milk-based products. J Pediatr. 2010; 156(4):562–567.

8 Alshaikh, B. et al. Effect of a Quality Improvement Project to Use Exclusive Mother's Own Milk on Rate of Necrotizing Enterocolitis in Preterm Infants. Breastfeed Med. 2015; 10(7):355–361.

9 Patel, A.L. et al. Impact of early human milk on sepsis and health-care costs in very low birth weight infants. J Perinatol. 2013; 33(7):514–519.

10 Hylander, M.A. et al. Human milk feedings and infection among very low birth weight infants. Pediatrics. 1998; 102(3):E38.

11 Patel, A.L. et al. Influence of own mother's milk on bronchopulmonary dysplasia and costs. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 2017; 102(3):F256-F261.

12 Hylander, M.A. et al. Association of human milk feedings with a reduction in retinopathy of prematurity among very low birthweight infants. J Perinatol. 2001; 21(6):356–362.

13 Johnson, T,J, et al. Economic benefits and costs of human milk feedings: a strategy to reduce the risk of prematurity-related morbidities in very-low-birth-weight infants. Adv Nutr. 2014; 5(2):207–212.

14 Hair, A.B. et al. Beyond Necrotizing Enterocolitis Prevention: Improving Outcomes with an Exclusive Human Milk-Based Diet. Breastfeed Med. 2016; 11(2):70–74.