Extracción de leche materna

Son muchos los motivos por los que las madres extraen la leche materna. Inicialmente, algunas madres se enfrentan a la separación de su bebé, lo que les dificulta estar disponibles para cada toma. En otros casos, es posible que el bebé no pueda tomar el pecho desde un principio debido a que es prematuro o a problemas a la hora de coordinar el reflejo de succión-deglución-respiración. También es posible que las madres necesiten aumentar el suministro de leche, o más frecuentemente, que necesiten suministrar leche extraída al reincorporarse a su trabajo, así como para permitir una mayor flexibilidad en su estilo de vida. En cualquier caso, es esencial conocer los protocolos basados en evidencias para ayudar a la extracción.

Madre extrayéndose leche materna

Antes de la extracción

Se recomienda que las madres que extraen leche se laven meticulosamente las manos con agua y jabón antes de realizar la extracción. Una carga bacteriana reducida en el momento de la extracción está asociada a un bajo índice de proliferación bacteriana durante la conservación. Además del lavado de manos, no se ha demostrado la utilidad de la limpieza de la mama más allá de la higiene diaria. Se ha observado que el lavado de la mama con detergente cutáneo no era más eficaz que el agua sola para la reducción de las bacterias, y por ello solo se recomiendan las prácticas habituales de higiene de la mama.

Extracción

La extracción de leche materna puede realizarse de forma manual o con sacaleches. La elección del sacaleches depende de la frecuencia prevista de extracción, de las limitaciones temporales, del coste y del acceso a la electricidad.

Cuando no se puede amamantar al bebé, o cuando este no puede extraer leche de la mama de manera eficaz, la madre necesita ayuda para iniciar, generar y mantener un suministro de leche suficiente. Una buena gestión durante las dos primeras semanas del puerperio resulta crucial para la producción de leche de la madre a largo plazo. Las siguientes intervenciones son muy importantes para la capacidad de la madre de producir volúmenes adecuados de leche en las semanas siguientes:

  • Contacto piel con piel tras el parto: se ha demostrado que mejora el tiempo de duración de la lactancia y debe fomentarse.
  • Enseñar a las madres a utilizar las manos para masajear las mamas.
  • Extracción doble (extracción simultánea) en ambos pechos: produce un aumento de la extracción de leche.
  • Extracción precoz de la leche tras el parto: la extracción durante la primera hora tras el parto resulta importante porque ayuda a extraer más leche que la extracción en las primeras seis horas y, además, aumenta considerablemente la producción de leche durante las semanas siguientes.
  • El uso de tecnología de iniciación (Symphony PLUS) tras el parto, seguido de un patrón de extracción 2-Phase tras la activación secretora (bajada de la leche), está asociado a un aumento de la producción de leche en los días 6-13 del puerperio.
  • Extraer con frecuencia también es importante. Las madres que requieren un extractor y extraen leche más de seis veces al día tienen mayor producción de leche que las madres que la extraen con menos frecuencia. Se recomienda a las madres que requieran un extractor que se extraigan leche unas ocho veces cada 24 horas.
  • Extracción entre tomas: aquellas madres que extraen leche ocasionalmente para su bebé alimentado al pecho y disponen de un suministro abundante pueden realizar una sesión de extracción entre cada toma.
  • Si usan embudos con un ajuste correcto, estarán cómodas y no comprimirán las mamas ni dañarán los pezones. Hay toda una gama de tamaños de embudo disponibles en caso de que el túnel sea demasiado ajustado.
  • Sostener el embudo con suavidad contra el pecho: esto evitará que los conductos galactóforos se obstruyan y facilitará el drenaje adecuado de la mama.

Después de la extracción

Tras la extracción, limpie el dispositivo conforme a las instrucciones de uso.

Resúmenes de estudios
Bibliografía

Eglash, A. ABM clinical protocol #8: Human milk storage information for home use for full-term infants (original protocol March 2004; revision #1 March 2010). Breastfeed Med 5, 127-130 (2010).

Eteng, M.U., Ebong, P.E., Eyong, E.U. et al. Storage beyond three hours at ambient temperature alters the biochemical and nutritional qualities of breastmilk. Afr J Reprod Health 2001;5:130–134.

Hill, P.D., Aldag, J.C., Chatterton, R.T. Initiation and frequency of pumping and milk production in mothers of non-nursing preterm infants. J Hum Lact. 2001;17(1):9-13

Hill, P.D., Aldag, J.C., Chatterton, R.T., Zinaman, M. Comparison of Milk Output Between Mothers of Preterm and Term Infants: The First 6 Weeks After Birth. J Hum Lact. 2005 February 1, 2005;21(1):22-30.

Human Milk Banking Association of North America 2011 Best practice for expressing, storing and handling human milk in hospitals, homes, and child care settings (HMBANA, Fort Worth,( 2011).

Kent, J.C. et al. Importance of vacuum for breastmilk expression. Breastfeed Med 3, 11-19 (2008).

Meier, P.P., Engstrom, J.L., Janes, J.E., Jegier, B.J. & Loera, F. Breast pump suction patterns that mimic the human infant during breastfeeding: Greater milk output in less time spent pumping for breast pump-dependent mothers with premature infants. J Perinatol 32, 103-110 (2012).

Morton, J., Hall, J.Y., Wong, R.J., Benitz, W.E. & Rhine, W.D. Combining hand techniques with electric pumping increases milk production in mothers of preterm infants. J Perinatol 29, 757-764 (2009).

Parker, L.A., Sullivan, S., Krueger, C. & Mueller, M. Association of timing of initiation of breastmilk expression on milk volume and timing of lactogenesis stage II among mothers of very low-birth-weight infants. Breastfeed Med (2015).

Prime, D.K., Garbin, C.P., Hartmann, P.E. & Kent, J.C. Simultaneous breast expression n breastfeeding women is more efficacious than sequential breast expression. Breastfeed Med 7, 442-447 (2012).

Torowicz, D. L., Seelhorst, A., Froh, E. B., Spatz, D. L. Human milk and breastfeeding outcomes in infants with congenital heart disease. Breastfeed Med 10, 31-37(2015).