Dispositivo Calesca de descongelación y calentamiento

Calesca es un dispositivo para descongelar y calentar sin agua que permite optimizar y estandarizar los procesos de la leche materna. Se puede colocar en un portasueros al lado de cada una de las camas de la UCIN, o en una superficie de trabajo para preparar las tomas. El dispositivo Calesca está diseñado para su uso en un entorno hospitalario y funciona mediante la circulación de aire caliente en una cámara cerrada.

Calentamiento y descongelación de leche materna con Calesca

Calesca es un dispositivo de calentamiento y descongelación sin agua, diseñado para cuidados individuales en la UCIN y que ayuda a optimizar y estandarizar los procesos de la leche materna. Calesca tiene como objetivo mantener la integridad de la leche materna calentándola a temperaturas similares a las de la leche materna extraída y no exponiéndola a temperaturas elevadas. La placa de inserción desechable sujeta de manera higiénica el biberón o la jeringa.

El dispositivo Calesca, diseñado como una única unidad de cabecera, se puede colocar en un portasueros al lado de cada una de las camas de la UCIN, o en una superficie de trabajo para preparar las tomas. Esto minimiza el riesgo de confusiones. Debido a su fácil manejo, pueden utilizarlo los padres, lo que fomenta la atención familiar integral y flexibiliza los tiempos de preparación de las tomas.

Medela Calesca Dispositivo de descongelación y calentamiento en el hospital

Ventajas de Calesca

Calesca ayuda a mantener la integridad óptima de la leche materna y proporciona un método seguro, higiénico y normalizado de preparación de las tomas.

Con Calesca, la leche puede calentarse a partir de tres temperaturas iniciales diferentes: temperatura ambiente, de la nevera o del congelador. La leche congelada puede descongelarse rápidamente hasta alcanzar la temperatura de la nevera, de modo que se pueda dosificar y utilizar a lo largo del día.

Es apto para todos los biberones de Medela y para la mayoría de recipientes de hasta 250 ml, así como para jeringas de entre 1 y 60 ml. Calesca mantiene caliente la leche hasta 30 minutos después de finalizar el ciclo de calentamiento, sin poner en peligro la integridad de la leche.

Mediante la circulación de aire caliente en una cámara cerrada, Calesca elimina el riesgo de contaminación por contacto con el agua.

  • El proceso de calentamiento suave ayuda a conservar los nutrientes
  • Contribuye a la integración familiar en la atención médica
  • Periodos flexibles para la preparación de las tomas
  • Elimina el riesgo de contaminación asociado al calentamiento en agua
  • Minimiza el riesgo de confusiones
  • Ahorra tiempo y es higiénico
  • Es práctico y fácil de utilizar