Copas recolectoras de leche

Si pierdes leche materna de un pecho mientras tu bebé se alimenta del otro, las copas recolectoras de leche de Medela te permiten guardar esta leche sobrante mientras das el pecho.

Características

  • Se ajustan de manera flexible a la forma del pecho
  • Previenen la aparición de manchas húmedas, incluso con flujos de leche abundantes
  • Su silicona suave aporta una sensación de comodidad sobre la delicada piel del pecho
  • Su práctica abertura facilita el vaciado
  • Sin BPA (bisfenol A)
A mum breastfeeding her baby using milk collection shells to capture breast milk leakage and save excess milk.

Qué hacer con las pérdidas de leche materna durante las tomas

Mientras alimentas a tu bebé, podrías notar que el otro pecho pierde leche. Este tipo de pérdida de leche materna afecta a muchas madres, ¡a algunas más que a otras! No obstante, las pérdidas de leche son algo normal, especialmente durante las primeras seis semanas;1 esto no significa necesariamente que tengas demasiada leche. Pero si crees que puedes tener un suministro excesivo, lee nuestro consejo de expertos para obtener más información. Mientras tanto, las copas recolectoras de leche te pueden ayudar.

¿Qué son las copas recolectoras de leche materna?

Las copas recolectoras de leche se colocan sobre el pezón para recoger las pérdidas de leche materna, de forma que no se pierda ni una gota de tu leche durante las tomas. Las copas recolectoras de leche de Medela se fabrican con materiales adecuados para tu piel y con la forma de tu cuerpo, lo cual hace que su uso sea cómodo y discreto.   

Cuándo se deben utilizar las copas recolectoras de leche

Puedes utilizar las copas recolectoras de leche durante las tomas para recoger las pérdidas de leche tal como se ha descrito anteriormente, y también entre tomas para evitar las manchas de humedad. Solo tienes que recordar que debes quitarlas cada dos o tres horas y dejar que tus pechos se sequen al aire, ya que esto evita que cualquier exceso de humedad pueda dañar tus pezones. Y evita el uso de las copas recolectoras de leche en la cama por la noche, ya que esto puede provocar sensibilidad en la piel. En su lugar, puedes utilizar los discos desechables para lactancia para absorber las pérdidas de leche abundantes, o los discos absorbentes desechables Ultra thin si el flujo es más reducido.

Cómo utilizar las copas recolectoras de leche de Medela

Debes montar las dos partes de las copas recolectoras de leche antes de su uso. Es una tarea sencilla:

  1. La membrana de silicona blanda y flexible está diseñada para ser delicada con la piel. Colócala en la parte exterior de la copa, fijándola a su alrededor.
  2. Tras el montaje, coloca la copa recolectora de leche en el interior del sujetador, con la abertura de la membrana centrada sobre el pezón. Su práctica abertura debe orientarse hacia arriba.

Es recomendable utilizar un sujetador de lactancia con las copas recolectoras de leche. Suele tener más espacio que un sujetador normal, lo cual hace que las copas ejerzan menos presión sobre los pechos.

Cómo utilizar la leche materna recogida  

Solo debes utilizar la leche materna recogida durante las tomas para alimentar a tu bebé. Debes desechar la leche recogida entre tomas. Al quitarte la copa recolectora de leche, inclínate ligeramente hacia delante. A continuación, utiliza el orificio especial de vertido de la copa para transferir la leche materna recogida durante la toma a un recipiente desinfectado, como un biberón de leche materna o una bolsa de almacenamiento. Si no vas a dar esta leche a tu bebé de forma inmediata, mete el recipiente directamente en la nevera y utiliza la leche antes de 24 horas.

Cómo limpiar las copas recolectoras de leche de Medela

Es importante mantener los accesorios de lactancia limpios, y esto incluye las copas recolectoras de leche materna. Antes de su primer uso, y una vez al día con posterioridad, desinfecta las copas recolectoras de leche del siguiente modo:

  • Separa las piezas y colócalas en un cazo pequeño con agua destilada fría. Si no tienes agua destilada, añade una cucharadita de ácido cítrico al agua del grifo para evitar que se formen depósitos de cal.
  • Hierve el agua con las copas recolectoras de leche durante cinco minutos.
  • Retira el agua con cuidado y deja que las piezas se sequen sobre un paño limpio.

También es importante limpiar las copas recolectoras de leche después de cada uso. Separa las piezas y lávalas con un detergente suave. A continuación, enjuágalas bien con agua fría y déjalas secar sobre un paño limpio. Tanto la copa exterior como la membrana interior se pueden lavar en el lavavajillas, por lo que también puedes utilizar este método de limpieza, o puedes usar una bolsa para microondas.

Leer más
Bibliografía

1 Morbacher N. Breastfeeding answers made simple. Amarillo TX, USA: Hale Publishing; 2010.