Parches de hidrogel

Si das el pecho y tienes pezones doloridos o agrietados, los parches de hidrogel de Medela favorecen su curación y ofrecen un alivio instantáneo.

Características

  • Ayudan a recuperar la piel y a mantenerla en buen estado
  • Favorecen la curación
  • Forman una capa de protección para pezones sensibles o doloridos 
  • Especialmente formulados para enfriar la piel al contacto
  • Estériles y con envoltorio individual
  • No tóxicos y sin conservantes
A breastfeeding mum plays happily with her baby, her sore nipples feeling better, thanks to using hydrogel pads

Cuándo se deben utilizar los parches de hidrogel

Aunque a las madres primerizas a menudo se les dice que la lactancia no debería doler, puede que sus pezones necesiten algo de tiempo para acostumbrarse a la frecuencia y duración de las tomas. Junto con todos los cambios hormonales que experimenta tu cuerpo durante los primeros días tras el parto, esto hace que puedas tener los pezones doloridos o sensibles. Los parches de hidrogel pueden ayudar, ya que ofrecen un alivio y enfriamiento instantáneo para los pezones doloridos. También pueden proteger los pezones del roce de la ropa contra ellos y favorecer el proceso de curación si tu piel ha sufrido daños.

Cuidados para los pezones agrietados

Recuerda que unos pezones muy doloridos o agrietados pueden ser una señal de que hay un problema en el modo en el que tu bebé se engancha a tu pecho durante una toma, por lo que sería recomendable recibir la ayuda de un especialista o consultora de lactancia. Si observas que tus pezones sangran durante las tomas, sientes una sensación de quemazón o tus pezones tardan mucho tiempo en curarse, es importante que solicites el consejo de una consultora de lactancia o de un profesional sanitario, ya que es posible que sufras una infección en el pecho o cualquier otro problema que requiera tratamiento.

¿Cómo funcionan los parches de hidrogel?

Los parches de hidrogel de Medela tienen una formulación especial que forma una capa protectora que enfría la piel al contacto y favorece la curación. Son lo suficientemente grandes como para cubrir el pezón y la areola (la piel de color más oscuro que rodea el pezón), que pueden ser las áreas doloridas.

Para utilizar los parches de hidrogel, sigue estos sencillos pasos:

  • En primer lugar, lávate las manos. A continuación, abre la bolsa y saca el parche de hidrogel del revestimiento de plástico.
  • Coloca con cuidado el lado del gel del parche directamente sobre el pezón.
  • Cuando tengas que dar el pecho a tu bebé, solo tienes que retirar el parche de hidrogel y colocarlo sobre una superficie limpia.
  • A continuación, lava con cuidado el pecho con agua tibia y sécalo dándole unos ligeros golpecitos antes de dar el pecho.
  • Cuando hayas acabado, vuelve a colocar el parche de gel con las manos limpias.

¿Los parches de hidrogel son reutilizables?

Sí, puedes reutilizar un parche de hidrogel durante un periodo de 24 horas. Solo tienes que guardarlo en un lugar fresco, limpio y seco entre usos. No hace falta que lo laves con jabones o detergentes. Puedes guardar los parches de hidrogel en el frigorífico para lograr un mayor efecto de enfriamiento; pero recuerda que debes mantenerlos fuera del alcance del resto de niños que vivan en casa. Y, en el improbable caso de que el parche de hidrogel transparente se enturbie o muestre un aspecto lechoso, deséchalo y utiliza otro nuevo.

Leer más