Alimentar con leche materna a tu bebé prematuro

Es especialmente importante que un bebé prematuro se alimente con leche materna, aunque tomar el pecho directamente puede ser difícil. Lee los consejos de nuestros expertos, que te ayudarán a ofrecer a tu bebé prematuro todos los beneficios de tu leche.

Feeding your premature baby breast milk
Medela expert Katsumi Mizuno
Professor Katsumi Mizuno, Department of Paediatrics, Showa University Koto Toyosu Hospital:
Katsumi, uno de los pediatras neonatales más importantes de Japón y consultor de lactancia certificado, también es profesor de pediatría en la Universidad de Medicina de Showa. Sus investigaciones se dedican al estudio de la succión del bebé, los bancos de leche y el uso de la leche materna para ayudar a los bebés prematuros en las unidades de cuidados intensivos neonatales.

Si tu bebé ha nacido antes de la semana 37 de embarazo se le considerará como un bebé prematuro.1 No siempre conocemos qué es lo que causa un parto prematuro, pero hay una serie de factores que aumentan la probabilidad de que se produzca. Estos factores incluyen un embarazo de gemelos o múltiple, algunos problemas de salud que afectan a la madre o al feto, o haber tenido un bebé prematuro anteriormente.

Dado que los bebés prematuros han pasado menos tiempo en el útero, tienen que crecer algo más y pueden ser más vulnerables a las enfermedades y las infecciones. Puede que también tengan que pasar un tiempo en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

¿Por qué es tan importante la leche materna para un bebé prematuro?

La leche materna es importante para un crecimiento y desarrollo óptimos de los recién nacidos a término, y es todavía más importante para los bebés prematuros.

Factores importantes, como el DHA (un ácido graso vital para un desarrollo saludable del cerebro y los ojos) y la inmunoglobina G (un anticuerpo), se transportan desde la madre hasta el feto a través de la placenta durante el embarazo.2,3 Los bebés prematuros, al nacer tan pronto, no han recibido todos estos importantes factores en el útero, pero la leche de las madres de los bebés prematuros contiene más grasas e inmunoglobulina secretora que la leche de las madres de los bebés nacidos a término.4

Los bebés prematuros también tienen tractos gastrointestinales inmaduros, lo que puede causar dificultades en la digestión y absorción de nutrientes, por lo que necesitan un alimento que sea sencillo de procesar para sus delicados intestinos. Tu leche materna contiene enzimas que ayudan a la digestión de tu bebé,5 así como el factor de crecimiento epidérmico que, a su vez, ayuda a su intestino a madurar.6 Los bebés prematuros alimentados principalmente con leche materna tienen una permeabilidad intestinal significativamente inferior en comparación con los alimentados sobre todo con leche de fórmula, lo que significa que pueden pasar menos partículas (que pueden causar enfermedades) a través del revestimiento de sus intestinos y alcanzar el torrente sanguíneo.7

La leche materna es tan importante para los bebés prematuros que si sus madres, sea cual sea el motivo, no pueden proporcionarles suficiente leche al principio, pueden ser alimentados con leche de donantes procedente de otras madres lactantes para superar esta fase, en lugar de utilizar leche de fórmula. 

¿La leche materna ofrece mejores resultados para los bebés prematuros?

Tu leche materna cuenta con agentes protectores que pueden ayudar a evitar problemas importantes a los que está expuesto tu bebé prematuro,8 como infecciones graves,9 retinopatía del prematuro (que puede causar pérdida de visión)10 y displasia broncopulmonar (una neumopatía crónica).11

Cuanta más leche materna consuma tu bebé, menor será el riesgo de que sufra una enfermedad.12 Por cada 10 ml adicionales al día, por kg del peso del bebé, se reduce el riesgo de septicemia en un 19 %.9 Y el riesgo de enterocolitis necrosante (ECN), un trastorno intestinal que puede provocar la muerte, también es hasta 10 veces inferior en bebés prematuros alimentados con leche materna en comparación con aquellos alimentados con leche de fórmula.13 ¡Así que cada gota cuenta!

Y lo más importante, los bebés prematuros alimentados con la leche de sus madres tienden a recibir el alta hospitalaria dos semanas antes que los alimentados con leche de fórmula.14 También es un 6 % menos probable que tengan que volver a ser ingresados en el hospital durante el primer año.15

A largo plazo, la leche materna también ha demostrado que mejora el desarrollo mental y físico. Los estudios muestran que los recién nacidos con bajo peso al nacer que se alimentaron con leche materna en la unidad de cuidados intensivos tienen una ventaja de hasta cinco puntos en su CI en comparación con los que no se alimentaron con leche materna,15 además de tener un mejor funcionamiento del sistema cardíaco en la edad adulta.17

¿Tendré leche si mi bebé nace de forma prematura e inesperada?

Sí, las madres están preparadas para producir leche materna a mitad del embarazo. Al expulsar la placenta tras el nacimiento del bebé, tus niveles de la hormona del embarazo, la progesterona, descienden, lo que permite que tus pechos empiecen a producir calostro, tu leche inicial. Normalmente, el suministro de leche de una madre se activará cuando el recién nacido se agarre al pecho y empiece a succionar de forma rítmica, aunque si tu bebé llega antes de lo esperado, puede que no sea capaz de tomar el pecho al principio.

Puedes reproducir las sensaciones que activan el suministro estimulando tus pechos y pezones con las manos, o utilizando un extractor de leche, que puede ayudarte a obtener el calostro rico en nutrientes para alimentar a tu bebé;18 a continuación, te ofrecemos más información sobre qué puedes hacer si tu bebé prematuro aún no puede alimentarse al pecho.

Normalmente, la «subida» de la leche se produce entre el segundo y el cuarto día después del parto, aunque si has dado a luz de forma prematura, puede que se produzca un retraso. No obstante, un estudio reciente ha demostrado que las madres que extrajeron leche durante la hora posterior al parto tuvieron la subida de la leche en el momento esperado.19 Por eso, también es importante empezar a extraer leche lo antes posible.

¿Cómo puedo prepararme si sé que mi bebé será prematuro?

Visita la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) para ver cómo es y cómo cuidan a los bebés prematuros. También es una buena idea saber cómo se produce y extrae la leche materna, y comprender su importancia, no solo para la nutrición, sino también como una medicina para estos bebés (puedes obtener más información en el ebook gratuito de Medela La increíble ciencia de la leche materna).

¿Qué pasa si mi bebé prematuro no se puede alimentar al pecho?

Muchos bebés nacidos antes de las 34 semanas de gestación tienen problemas para coordinar la succión, la deglución y la respiración. Hasta que tu bebé esté listo, los enfermeros introducirán con cuidado un tubo en su estómago a través de la nariz o la boca para alimentarlo. Todas las tomas de tu bebé se pueden dar de este modo hasta que esté listo para alimentarse directamente del pecho.

Si tu bebé está demasiado débil para permanecer agarrado al pecho y alimentarse, puedes utilizar el extractor de leche del centro de maternidad para que haga las veces de tu bebé. La estimulación de tus pechos con la tecnología de iniciación basada en investigaciones,20 que simula la forma de succionar de los bebés humanos, durante las primeras horas21 es importante para ayudar a iniciar y mantener tu suministro de leche.

Tendrás que extraer leche con la misma frecuencia con la que se alimentaría un recién nacido sano. Esto significa extraer leche cada dos o tres horas; en otras palabras, un mínimo de entre 8 y 12 veces cada 24 horas.

Algunas madres pueden administrar pequeñas cantidades de leche materna extraída en la boca de sus bebés con una jeringa. O también puedes colocar bastoncillos de algodón empapados con leche materna en su boca.22 Esto le permite probar tu leche, lo que puede facilitar el paso a una lactancia completa, y recubre su boca con los componentes protectores e inmunitarios de tu leche. Hay muchas maneras de involucrarse, así que pregunta a los profesionales sanitarios qué puedes hacer por tu bebé. 

Los bebés con un peso al nacer muy bajo, inferior a 1,5 kg, a menudo necesitan una cantidad extra de proteínas, calcio y fósforo, por lo que se les administra un enriquecedor junto con la leche materna. En algunos países hay disponibles enriquecedores derivados de la leche materna, aunque aquí en Japón proceden de la leche de vaca.

¿Tienes algún consejo para la extracción de leche?

Si se espera que tu bebé permanezca en la UCIN durante un tiempo, los neonatólogos recomiendan el uso de un extractor de leche doble para extraer la leche que se utilizará para alimentarlo. Yo siempre recomiendo el extractor Symphony de Medela. La extracción doble no solo te permite extraer leche de un modo más rápido, sino que también ofrece, de media, un 18 % más de leche en comparación con la extracción de un pecho y después el otro.23

También animo a las madres a buscar la situación más cómoda posible para la extracción. Se ha comprobado que el mejor momento para realizar la extracción es inmediatamente después o durante un contacto prolongado piel con piel con tu bebé (más abajo encontrarás más información acerca del «método canguro»), o cuando estás junto a su cuna y puedes verle durante la extracción. La oxitocina, que es la hormona que induce la eyección de la leche, se libera al observar, tocar, oler y pensar en tu bebé,24 por lo que el personal de la UCIN debería ofrecerte un lugar cómodo y un entorno relajado donde puedas llevar a cabo la extracción.

¿Qué es el método canguro para los bebés prematuros?

El método canguro se da cuando los padres mantienen a su recién nacido piel con piel sobre el pecho durante periodos de tiempo prolongados. Puede ser muy beneficioso para ti, para el bebé y para tu suministro de leche. El contacto piel con piel ayuda a calmar al bebé y a regular su respiración y ritmo cardíaco, además de mantenerlo caliente y dejarlo descansar junto a ti o tu pareja. El método canguro también se asocia con un mejor estado de salud en niños prematuros.25 Para las madres, se asocia con mayores volúmenes de leche extraída26 y una mayor duración de la lactancia.27 Permitir un contacto piel con piel durante un periodo de entre 30 y 60 minutos antes de una toma dará a tu bebé el tiempo que necesita para despertarse y sentirse hambriento, en lugar meterle prisa.

¿Qué pasa si el personal de la UCIN ofrece leche de fórmula?

No dudes en hacerles saber que quieres que tu bebé se alimente con leche materna, no de fórmula. Si tu leche materna no es suficiente para el bebé, solicita al personal de la UCIN ayuda para incrementar tu producción de leche.

Es normal que las madres que tienen bebés en la UCIN se sientan preocupadas o estresadas. En ocasiones, esta situación puede afectar a la producción de leche, por lo que es realmente importante que pidas toda la ayuda que necesites. Recuerda, tienes derecho a pedir esta ayuda. Los profesionales sanitarios pueden ponerte en contacto con la persona adecuada para ofrecerte ayuda con la lactancia, como una consultora de lactancia.

¿Y qué pasa con los bancos de leche para leche de donantes?

La Academia Estadounidense de Pediatría ha establecido que si la leche de la propia madre no está disponible, a pesar de recibir la ayuda necesaria para la lactancia, se debe utilizar leche de donante pasteurizada.28 Los bancos de leche certificados cuentan con estándares elevados para el cribado y comprobación de las posibles donantes, para la pasteurización y para la comprobación de la leche antes de su uso en hospitales, con el fin de minimizar la posibilidad de que se transmitan infecciones.

¿Cómo puedo pasar de la extracción de leche a la lactancia directa?

Sea cual sea la edad gestacional de tu bebé, si se encuentra lo suficientemente estable como para mantener un contacto piel con piel, verás que busca tu pecho para practicar la succión (no nutritiva). Es el modo perfecto de que empiece a aprender a tomar el pecho antes de que esté listo para coordinar totalmente la succión, la deglución y la respiración.

A los bebés les encanta el olor de la leche materna, así que extraer un poco de leche y dejarla sobre el pezón antes de colocar a tu bebé en el pecho puede ayudarle a encontrar el pezón y despertar su deseo de succionar. Incluso puede que consiga un poco de leche al agarrarse. No te preocupes aunque parezca un poco apático: está aprendiendo. Finalmente, empezará con una o dos succiones, hasta alcanzar una lactancia completa. Hasta entonces, puede recibir la leche a través de un tubo mientras lo sujetas cerca de tu pecho, ya que de este modo asociará el hecho de estar saciado con tu pecho y tu leche.

La lactancia no nutritiva puede empezar en cuanto te sientas cómoda con el método canguro, siempre que tu bebé no tenga braquicardia (latidos lentos) o desaturación (un nivel de oxígeno en sangre bajo). El bebé podrá pasar a las tomas al pecho cuando esté capacitado para ello. Irá ganando fuerza de forma gradual para mantener el agarre durante más tiempo y obtener más leche.

Bibliografía

1 World Health Organization. Geneva, Switzerland; 2018. Media Centre: Preterm birth fact sheet; November 2017 [26.03.2018]. Available from: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs363/en/

2 Duttaroy AK. Transport of fatty acids across the human placenta: a review. Prog Lipid Res. 2009;48(1):52-61.

3 Palmeira P et al. IgG placental transfer in healthy and pathological pregnancies. Clin Dev Immunol. 2012;2012: 985646.

4 Underwood MA. Human milk for the premature infant. Pediatr Clin North Am. 2013;60(1):189-207.

5 Pamblanco M et al. Bile salt‐stimulated lipase activity in human colostrum from mothers of infants of different gestational age and birthweight. Acta Paediatr. 1987;76(2):328-331.

6 Dvorak B. Milk epidermal growth factor and gut protection. J Pediatr. 2010;156(2):S31-35.

7 Taylor SN et al. Intestinal permeability in preterm infants by feeding type: mother's milk versus formula. Breastfeed Med. 2009;4(1):11-15.

8 Newburg DS. Innate immunity and human milk. J Nutr. 2005;135(5):1308-1312.

9 Patel AL et al. Impact of early human milk on sepsis and health-care costs in very low birth weight infants. J Perinatol. 2013;33(7):514-519.

10 Zhou J et al. Human milk feeding as a protective factor for retinopathy of prematurity: a meta-analysis. Pediatrics. 2015;136(6):e1576-1586.

11 Patel AL et al. Influence of own mother's milk on bronchopulmonary dysplasia and costs. Arch Dis Child Fetal Neonat Ed. 2017;102(3):F256-F261.

12 Meier PP et al. Improving the use of human milk during and after the NICU stay. Clin Perinatol. 2010;37(1):217-245.

13 Lucas A, Cole TJ. Breast milk and neonatal necrotising enterocolitis. Lancet. 1990;336(8730-8731):1519-1523.

14 Schanler RJ et al. Randomized trial of donor human milk versus preterm formula as substitutes for mothers' own milk in the feeding of extremely premature infants. Pediatrics. 2005;116(2):400-406.

15 Vohr BR et al. Beneficial effects of breast milk in the neonatal intensive care unit on the developmental outcome of extremely low birth weight infants at 18 months of age. Pediatrics. 2006;118(1):e115-123.

16 Victora CG et al. Breastfeeding in the 21st century: epidemiology, mechanisms, and lifelong effect. Lancet. 2016;387(10017):475-490.

17 Lewandowski AJ et al. Breast milk consumption in preterm neonates and cardiac shape in adulthood. Pediatrics. 2016;138(1):pii:e20160050.

18 Meier PP et al. Which breast pump for which mother: an evidence-based approach to individualizing breast pump technology. J Perinatol. 2016;36(7):493-499.

19 Parker LA et al. Effect of early breast milk expression on milk volume and timing of lactogenesis stage II among mothers of very low birth weight infants: a pilot study. J Perinatol. 2012;32(3):205-209.

20 Meier PP et al. Breast pump suction patterns that mimic the human infant during breastfeeding: greater milk output in less time spent pumping for breast pump-dependent mothers with premature infants. J Perinatol. 2012;32(2):103-110.

21 Parker LA et al. Association of timing of initiation of breastmilk expression on milk volume and timing of lactogenesis stage II among mothers of very low-birth-weight infants. Breastfeed Med. 2015;10(2):84-91.

22 Lee J et al. Oropharyngeal colostrum administration in extremely premature infants: an RCT. Pediatrics. 2015;135(2):e357-366.

23 Prime PK et al. Simultaneous breast expression in breastfeeding women is more efficacious than sequential breast expression. Breastfeed Med 2012; 7(6):442–447.

24 Uvnäs Moberg K, Prime DK. Oxytocin effects in mothers and infants during breastfeeding. Infant 2013; 9(6):201–206.

25 Boundy EO et al. Kangaroo mother care and neonatal outcomes: a meta-analysis. Pediatrics. 2015;137(1): e20152238.

26 Acuña-Muga J et al. Volume of milk obtained in relation to location and circumstances of expression in mothers of very low birth weight infants. J Hum Lact. 2014;30(1):41-46

27 Nyqvist KH et al. Towards universal kangaroo mother care: recommendations and report from the first European conference and seventh international workshop on kangaroo mother care. Acta Paediatr. 2010;99(6):820-826.

28 American Academy of Pediatrics - Section on Breastfeeding. Breastfeeding and the use of human milk. Pediatrics. 2012;129(3):e827-841.