Cómo utilizar un extractor de leche: los 12 mejores consejos

Aprender a utilizar un extractor de leche puede requerir tiempo y dedicación, pero el esfuerzo vale la pena. Lee nuestros consejos de expertos acerca de la extracción de leche, que te ayudarán en tu camino para lograr una extracción eficaz

How to use a breastpump - top tips
Medela expert Nania Schaerer-Hernandez
Dr Nania Schärer-Hernández, Director Global Education, Medela:
Nania, madre de dos hijos, es una autoridad internacional de reconocido prestigio en el campo de la composición de la leche materna y la lactancia. Su equipo en Medela diseña materiales educativos, basados en los estudios más recientes, que detallan las prácticas recomendadas para los profesionales sanitarios y explican los enormes beneficios que aporta la leche materna a las madres de todo el mundo.

Como sucede con las todas las destrezas que valen la pena, puede que necesites algo de tiempo para familiarizarte con el uso de un extractor de leche. La clave es ser paciente, aunque no puedas extraer una gran cantidad de forma inmediata. Después de todo, el extractor de leche no provocará en ti los mismos sentimientos que tu bebé. Pero, con el tiempo, tu cuerpo aprenderá a activar tu reflejo de eyección de la leche al realizar la extracción, por lo que la cantidad de leche extraída debería aumentar.

1: No es necesario ir con prisas a la hora de empezar a extraer leche...

Durante las primeras cuatro semanas, tú y tu bebé trabajaréis juntos para iniciar y establecer tu suministro de leche. Si tu bebé está sano y la lactancia va bien, no necesitarás un extractor para este fin. No obstante, la extracción es muy útil si tienes que estar separada de tu bebé en cualquier momento (consulta el siguiente consejo). Si no es así, disfruta de estos momentos con tu bebé y ten la seguridad de que aunque tengas planeado extraer leche de forma regular en el futuro, no es necesario «entrenar» a tu cuerpo para extraer leche durante las primeras semanas.

2: ...a menos que tu bebé no pueda alimentarse al pecho

Si tu bebé no puede alimentarse directamente al pecho, tal vez porque es prematuro o tiene necesidades especiales, o si tenéis que estar separados por cualquier motivo, inicia la extracción doble de leche materna lo antes que puedas tras el parto.

Los estudios muestran que iniciar la extracción durante las primeras horas (en el momento en que un recién nacido sano suele hacer su primera toma) ayuda a las madres a producir un mayor volumen de leche en los primeros días y semanas 1,2, por lo que ofrece a los bebés la mejor opción para alimentarse exclusivamente con leche de su propia madre.

Si esperas que tu bebé o bebés nazcan de forma prematura, requieran cuidados intensivos o tengan un problema que dificulte la lactancia, prepárate con antelación. Obtén información sobre la extracción, adquiere los equipos que puedas necesitar y solicita la ayuda de un profesional sanitario, un especialista o una consultora de lactancia.

Es probable que haya un extractor de leche doble para uso hospitalario en tu hospital o unidad de maternidad, así que pide al personal que te enseñe a utilizarlo. Es importante extraer leche en el momento en que lo haría tu bebé, de ese modo, tus pechos reciben el mensaje de que deben seguir produciendo leche. Al principio, intenta realizar de 8 a 10 sesiones de extracción cada 24 horas 3, y mantén esta frecuencia cuando se produzca la subida de la leche.

3: Controla los tiempos

Tu primera sesión de extracción debería durar, como mínimo, 15 minutos. No te preocupes si no consigues mucha leche al principio; esta succión adicional y regular pronto estimulará tus pechos para que produzcan más leche.

Algunas madres indican que si realizan la extracción una hora después de una toma, consiguen más leche; otras prefieren realizar la extracción justo después de tomas alternas. Extrae leche en momentos diferentes para ver cuál se adapta mejor a tu situación. Cuando encuentres los momentos más adecuados para ti, mantenlos para que tu cuerpo se acostumbre al uso del extractor de leche y a la demanda extra de tu suministro de leche. Puede que sientas la tentación de aumentar el tiempo entre extracciones en un intento de obtener un mayor volumen de leche. Sin embargo, si esperas a que tus pechos estén llenos, una sesión de extracción no los vaciará por completo 3,4, así que la clave es extraer leche de forma frecuente y regular.

4: Mantén la higiene

Lávate siempre las manos antes y después de cada extracción, y limpia todas las partes del extractor que hayan estado en contacto con tu leche o con la boca del bebé. También tendrás que desinfectarlas después de la limpieza al menos una vez al día. Asegúrate de secar completamente todas las piezas para poder guardar el set de extracción en una bolsa o contenedor transparente hasta el siguiente uso.

5: Prepárate

Para evitar interrupciones durante la sesión de extracción, ten a mano todo lo que necesites antes de empezar. Puede que quieras una bebida y algo para comer, el teléfono o el mando a distancia de la tele, biberones o bolsas para almacenar la leche extraída, y una toallita de muselina para limpiar cualquier goteo.

Un sujetador de extracción con un diseño especial te permitirá tener las manos libres, lo que te facilitará el accionamiento de los controles y te permitirá hacer otras cosas durante la extracción.

6: Ponte cómoda

La mejor posición para la extracción es una que te permita estar relajada. Estar relajada es básico para liberar la hormona oxitocina, que estimula tu reflejo de eyección de la leche. La incomodidad y las distracciones pueden entorpecer este proceso 5, así que elige un lugar privado y cómodo, y asegúrate de que tus brazos y espalda estén bien apoyados durante la extracción.

Si no utilizas un sujetador de extracción, sujeta el embudo con el pulgar y el dedo índice, y utiliza la palma de la mano y el resto de los dedos para sujetar el pecho. Sujeta el embudo con cuidado contra tu pecho; si presionas con mucha fuerza puedes comprimir el tejido mamario y obstruir el flujo de leche.

Algunas madres hacen respiraciones profundas, escuchan música relajante, ejecutan técnicas de visualización o piden a sus parejas que les den un masaje en la espalda y los hombros para ayudarlas a extraer más leche.

7: Estimula la eyección de la leche

La mayoría de los extractores eléctricos y con batería de Medela cuentan con la tecnología 2-Phase Expression, que simula el modo en que se alimenta el bebé (con una succión rápida y ligera seguida de otra succión más lenta y fuerte) para ayudar a estimular la eyección de la leche. Un masaje en los pechos antes y durante la extracción 6, así como calentarlos 7 con una compresa caliente (como una toallita) antes de la extracción, ayudan a estimular el flujo de leche y permiten aumentar la cantidad recogida.

Los científicos han descubierto que el contacto piel con piel con tu bebé antes y durante la extracción también puede ayudar a extraer más leche 8. Esto es así porque la calidez y el contacto de la piel de tu bebé contra la tuya permite la liberación de oxitocina en tu cuerpo 9. De hecho, algunas madres observan que la extracción funciona mejor si alimentan al bebé con el otro pecho debido a la estimulación extra.

Si tu bebé no está contigo, prueba a ver una foto o un vídeo en el que salga, o a oler una de sus prendas, durante la extracción 10. Ser capaz de establecer una conexión con tu bebé al mismo tiempo que extraes leche es otro modo de elevar tus niveles de oxitocina y aumentar así tu flujo de leche.

8: Aprovecha tu flujo de leche

Muchas madres no notan la eyección de la leche, así que presta atención mientras te extraes. Cuando empieces a ver chorros de leche materna saliendo hacia el biberón o la bolsa, sabrás que se está produciendo 11.

Si utilizas un extractor de leche con la tecnología 2-Phase Expression, tendrás a tu disposición un modo de estimulación y otro de extracción. El modo de estimulación suele durar unos dos minutos, y es importante que cuando veas fluir la leche del modo descrito anteriormente cambies a la fase de extracción. El motivo de esto es que la primera eyección suele proporcionar aproximadamente el 36 % del volumen de leche, así que estarás aprovechando tu flujo para recoger más leche 12.

9: Encuentra tu zona de confort

Durante la fase de extracción, utiliza el vacío máximo tolerable, que es el ajuste de extracción más alto que puedas usar sin dejar de estar cómoda. En los estudios se demostró que se obtenía una cantidad de leche similar a la recibida por un bebé durante una toma 13,14.

Para averiguar cuál es el nivel adecuado para ti, aumenta la potencia de succión del extractor de leche de forma gradual hasta que sientas una ligera incomodidad y, a continuación, baja un nivel.

10: Adapta la duración de tus sesiones de extracción

Tras establecer tu suministro (después de unas cuatro a seis semanas), puedes empezar a adaptar la duración de las extracciones, lo que te permitirá ahorrar mucho tiempo. Algunas madres necesitan extraer leche durante más tiempo que otras debido al número de eyecciones de la leche, lo que determinará la frecuencia y duración de los flujos de leche 4,15. Lo que es realmente sorprendente es que cada madre tiene un patrón de flujo diferente: el tuyo será el mismo cada vez que extraigas leche o que des el pecho 16.

Entonces, ¿cómo puedes saber cuál es tu patrón? Elige una hora en la que normalmente extraes el mayor volumen de leche y observa la extracción, fijándote en qué momento empiezan a salir los chorros de leche del pezón o en qué momento la leche empieza a gotear en el recipiente a lo largo de la sesión.

Una madre que solo tiene eyecciones de la leche al principio de la sesión habrá extraído la mayoría de su leche en 8 o 10 minutos, así que mantener la extracción durante más tiempo no le aportará más leche. Por el contrario, una madre que tiene muchas eyecciones de la leche o a lo largo de toda la extracción, puede que necesite extraer durante 15 minutos o más para vaciar el pecho por completo 15.

11: Prueba la extracción doble

Si tienes previsto extraer leche de forma regular, valdrá la pena que inviertas en un extractor de leche doble. La extracción doble eleva el nivel de prolactina, la hormona encargada de producir la leche, en tu cuerpo 17. Sorprendentemente, los estudios han demostrado que las mujeres que utilizan la extracción doble tienen una eyección de la leche adicional en cada sesión de extracción. Esto significa que extraen casi una quinta parte más de leche, que además tiene un mayor contenido de grasas, en comparación con la extracción en un pecho y luego en el otro 18. Esto supone, además de un ahorro de tiempo, que podrás conseguir un biberón extra después de unas pocas sesiones de extracción.

12: No ignores las molestias

La extracción de leche no debería doler. Si sientes molestias durante la extracción, o si observas ampollas o rozaduras en los pezones o los pechos, prueba a reducir el nivel de succión del extractor de leche.

Además, asegúrate de que estás utilizando un embudo del tamaño correcto (la parte con forma de túnel que se acopla sobre tu pecho). El túnel del embudo debe rodear bien el pezón, pero también debe dejar espacio suficiente para que se desplace hacia delante y hacia atrás sin fricciones. No debería rozar ni tirar demasiado de la areola (la zona oscura que rodea el pezón), ni de la piel del pecho situada alrededor, hacia el túnel mientras extraes la leche. Un ajuste incorrecto del embudo puede reducir la cantidad de leche extraída. Este es el motivo por el que Medela fabrica embudos de diferentes tamaños.

Si las molestias persisten después de aplicar estos consejos, interrumpe la extracción y pide consejo a un especialista o consultora de lactancia.

Bibliografía

1 Parker, L. y otros. Optimal Time to Initiate Breast Milk Expression in Mothers Delivering Extremely Premature Infants. FASEB Journal. 2017;31(1 Supplement):650-19.

2 Parker, LA. y otros. Effect of early breast milk expression on milk volume and timing of lactogenesis stage II among mothers of very low birth weight infants: a pilot study. J Perinatol. 2012;32(3):205.

3 Kent, JC. y otros. Principles for maintaining or increasing breast milk production. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs. 2012;41(1):114-21.

4 Prime, DK. y otros. Dynamics of milk removal during simultaneous breast expression in women. Breastf Med. 2012;7(2):100-6.

5 Ueda, T. y otros. Influence of psychological stress on suckling-induced pulsatile oxytocin release. Obstet Gynecol. 1994 Aug;84(2):259-62.

6 Jones, E. y otros. A randomised controlled trial to compare methods of milk expression after preterm delivery. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 2001;85(2):F91-5.

7 Yiğit, F. y otros. Does warming the breasts affect the amount of breastmilk production? Breastfeed Med. 2012;7(6):487-8.

8 Acuña-Muga, J. y otros. Volume of milk obtained in relation to location and circumstances of expression in mothers of very low birth weight infants. J Hum Lact. 2014;30(1):41-6.

9 Vittner, D. y otros. Increase in Oxytocin From Skin-to-Skin Contact Enhances Development of Parent-Infant Relationship. Biol Res Nurs. 2018;20(1):54-62.

10 Keith, DR. y otros. The Effect of music-based listening interventions on the volume, fat content, and caloric content of breast milk–Produced by mothers of premature and critically ill infants. Adv Neonatal Care. 2012;12(2):112-9.

11 Prime, DK. y otros. Comparison of the patterns of milk ejection during repeated breast expression sessions in women. Breastfeed Med. 2011;6(4):183-90.

12 Kent, JC. y otros. Response of breasts to different stimulation patterns of an electric breast pump. J Hum Lact. 2003;19(2):179-86.

13 Kent, JC. y otros. Importance of vacuum for breastmilk expression. Breastfeed Med. 2008;3(1):11-9.

14 Kent, JC. y otros. Volume and frequency of breastfeedings and fat content of breast milk throughout the day. Pediatrics. 2006;117(3):e387-95.

15 Kent, JC. y otros. Principles for maintaining or increasing breast milk production. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs. 2012;41(1):114-21.

16 Gardner, H. y otros. Milk ejection patterns: an intra-individual comparison of breastfeeding and pumping. BMC Pregnancy Childbirth. 2015;15(1):156.

17 Hill, PD. y otros. The effect of sequential and simultaneous breast pumping on milk volume and prolactin levels: a pilot study. J Hum Lact. 1996 Sep;12(3):193-9.

18 Prime, DK. y otros. Simultaneous breast expression in breastfeeding women is more efficacious than sequential breast expression. Breastfeed Med. 2012;7(6):442-7.