¿Qué es lo «normal» cuando hablamos de la lactancia materna?

Cuando eres madre por primera vez, resulta difícil saber si tu experiencia de lactancia es normal o no, así que preguntamos a una experta si existe la lactancia «normal».

What is normal in breastfeeding?
Medela expert Jacqueline Kent
Dr Jacqueline Kent , Research Fellow , Hartmann Human Lactation Research Group:
Tras iniciar su colaboración con el grupo de investigación de la Universidad de Australia Occidental en 1986, Jacqueline completó su doctorado en 1999. Actualmente, sus investigaciones se basan en los aspectos bioquímicos y fisiológicos de la síntesis y extracción de la leche materna. En particular, se centran en la información científica que puede ayudar a las madres a dar el pecho durante más tiempo.

La Dra. Jacqueline Kent y su equipo se han dedicado durante años a investigar la lactancia y han descubierto que es un proceso diferente para cada madre y cada bebé.

¿Cuáles fueron las conclusiones que más te sorprendieron?

La variabilidad: lo diferente que es lo «normal» para cada persona. Estamos acostumbrados a leer en los manuales que un bebé debe recibir de 8 a 12 tomas al día, y que deber ganar 150 g de peso cada semana. Pero los bebés no leen estos manuales, ¡sino que van a su ritmo! Algunos bebés crecen más despacio y otros lo hacen muy deprisa.

Nuestros estudios realizados exclusivamente con bebés alimentados al pecho, con edades comprendidas entre uno y seis meses, mostraron que recibían entre 4 y 13 tomas al día, y que cada toma podía durar entre 12 minutos y una hora 1.

¿Cuánta leche toman los bebés alimentados al pecho?

Nuestros estudios muestran que pueden beber entre 54 y 234 ml de leche por toma 1.

A veces, las madres creen que sus bebés han recibido una buena toma, y se sorprenden al descubrir que en realidad han tomado una cantidad de leche muy pequeña. En otras ocasiones, puede ser que el bebé se agarre y se suelte del pecho, alimentándose solo durante unos minutos, y sin embargo, puede que tome hasta 100 ml. Por lo tanto, que el bebé se muestre poco receptivo no significa necesariamente que esté tomando menos leche.

Cada bebé es diferente, pero todos toman lo que necesitan. Algunos se saciarán con 500 ml al día, mientras que otros pueden llegar a necesitar hasta 1356 ml cada día.

Además, de media, los niños beben 76 ml más que las niñas cada día. Siempre que el suministro de leche sea el adecuado, el bebé decidirá cuánto debe tomar.

¿Las madres deben ofrecer un pecho o ambos?

Yo recomiendo que las madres ofrezcan el segundo pecho después de que hayan dado el primero. Si el bebé lo acepta, perfecto, eso significa que quiere más. Pero si dice que no, no pasa nada. Hay que dejar que el bebé decida, él sabe en qué momento está saciado. Nuestro estudio muestra que el 30 % de los bebés toma leche solamente de un pecho, el 13 % toma de los dos pechos, y la mayoría (57 %) va combinando los dos pechos 1.

¿Cómo puede saber una madre si su bebé toma suficiente leche?

Según mi experiencia, las madres a menudo se sienten culpables y les preocupa no producir suficiente leche. Deben hacerse las siguientes preguntas: ¿Mi bebé está creciendo y su peso aumenta? ¿Mi bebé se muestra atento? ¿Su tono de piel es bueno? ¿Moja y mancha suficientes pañales? Si se da todo esto, no importa si las tomas son largas o cortas, ya que está recibiendo suficiente leche.

¿Cuál es el concepto erróneo más importante que tienen las futuras madres acerca de la lactancia?

Las madres tienden a pensar que a medida que sus bebés vayan creciendo necesitarán más tomas y una mayor cantidad de leche cada 24 horas. A menudo, se sorprenden cuando les digo que entre las 4 y las 26 semanas de vida, si todo es normal, no se producirá ningún cambio en su producción total de leche 2.

Durante los primeros meses, los bebés crecen rápidamente y tienen una tasa metabólica elevada. La leche que toman se emplea principalmente en su crecimiento y en mantener su metabolismo.

A continuación, de los tres a los seis meses de vida, la tasa metabólica desciende al mismo tiempo que su ritmo de crecimiento, por lo que pueden quedar satisfechos con la misma cantidad de leche. Esto significa que el bebé no necesita aumentar su ingesta de leche cuando crece. De hecho, las tomas empiezan a ser más cortas y menos frecuentes y, sin embargo, sigue recibiendo la misma cantidad de leche que cuando se alimentaba con una mayor frecuencia.

¿Tu investigación muestra en qué momento los bebés alimentados al pecho empiezan a dormir toda la noche?

La mayoría de los bebés se alimentan por la noche. La capacidad de sus estómagos no es lo suficientemente grande como para pasar toda la noche sin alimentarse. Además, la leche materna se digiere muy rápido. Así que, naturalmente, se despiertan hambrientos por la noche; y es probable que esto suceda al menos durante los primeros seis meses. La alimentación nocturna es algo normal. Cuando estés despierta por la noche alimentando a tu bebé, piensa que otras madres con bebés de la misma edad y en todo el mundo probablemente estén haciendo lo mismo que tú en ese momento. Con suerte solo será durante unos meses 1.

¿Qué es lo que más preocupa a las madres durante las primeras semanas de lactancia?

Las preocupaciones más habituales tienen que ver con si el bebé se agarra y succiona correctamente, y si el bebé está satisfecho después de una toma. También es normal que las madres se preocupen si sufren dolor en el pezón. La clave es conseguir, desde el principio, una colocación y un agarre correctos al dar el pecho, ya que esto supone una gran diferencia tanto para la transferencia de la leche como para el confort de la madre.

¿Cuándo debe preocuparse una madre por una lactancia que no parece normal?

La madre debe alcanzar la producción máxima de leche a las dos semanas. Si el bebé no ha empezado a recuperar peso a los cinco o seis días después del parto, deberían saltar las alarmas. Los padres deberían buscar asesoramiento médico y los profesionales sanitarios deben asegurarse de que se está produciendo leche y que su composición cambia del calostro a la leche madura.

Si pudieras dar un consejo sobre lactancia a una madre primeriza, ¿cuál sería?

Tener un contacto piel con piel con el bebé lo antes posible tras el parto. Dar el pecho antes de que pase una hora, si es posible, o al menos animar al bebé a que intente agarrarse. Y solicitar que alguien controle y corrija tu posición y agarre lo antes posible para evitar cualquier daño en el pezón.

Dar el pecho con frecuencia. La madres primerizas no siempre saben entender las señales y llantos de sus bebés. Sin duda, deben alimentar a sus bebés a demanda, en lugar de a intervalos regulares predefinidos. Tienen que ofrecer el pecho en cuanto detecten un signo de hambre; los bebés suelen alimentarse mejor si están calmados. Si el bebé llora, puede que le resulte más difícil agarrarse al pezón. En caso de duda, se debe ofrecer el pecho. El bebé pronto sabrá indicar si lo quiere o no.

Para obtener una información más completa acerca de los estudios de la Dra. Kent, descarga la infografía ¿Qué entra dentro de lo «normal» en relación con la lactancia materna? o léela más abajo.

kent_Es
Bibliografía

1 Kent JC et al. Volume and frequency of breastfeedings and fat content of breast milk throughout the day. Pediatrics. 2006;117(3):e387-395.

2 Kent JC et al. Longitudinal changes in breastfeeding patterns from 1 to 6 months of lactation. Breastfeeding Medicine. 2013;8(4):401-407.